Decisiones importantes de los emprendedores

Decisiones importantes de los emprendedores

Decisiones importantes de los emprendedores

A lo largo de nuestra la vida, todos debemos tomar decisiones que pueden cambiar nuestro rumbo. ¿Qué estudiar?, ¿qué tipo de trabajo me conviene más? Son algunas de las circunstancias o de las decisiones importantes para cualquiera de nosotros. Asimismo, también existen decisiones cruciales para los emprendedores, que se plantean a lo largo de su trayectoria. Las respuestas a las mismas pueden resultar vitales para el futuro del negocio.

Una de las ventajas más valoradas cuando alguien es su propio jefe, es que puede tener el control de la vida profesional. Es decir, tomar sus propias decisiones empresariales. Esta elección no siempre será fácil, y en muchos casos, su resultado puede ser el punto de inflexión. Además, en todo el ciclo de vida como empresario emprendedor, se deberán afrontar situaciones que necesitarán de una reflexión más profunda.

¿Cómo detectar y hacer frente a estas decisiones? Hemos listado las 5 decisiones importantes de los emprendedores con el ánimo de ayudar a poner luz en la incertidumbre:

Dejar un trabajo para crear uno propio

La idea de abandonar el trabajo actual no es fácil. Esto supone prescindir de un sueldo fijo y de la estabilidad que aporta tener un puesto laboral.

Este es el primer desafío que se debe encarar. Crear un negocio propio requiere tiempo y dedicación. Por este motivo, creemos que no puede ser compatible compaginar dos puestos de trabajo. Esta renuncia es una decisión valiente, pero pronto se verá el resultado merecido.

Sin obligaciones profesionales, el emprendedor puede centrarse en la ejecución de su estrategia de negocio. Se debe poner especial cuidado en preparar los detalles de la puesta en marcha del proyecto, repartir la financiación inicial y conseguir los proveedores adecuados.

Gestionar la financiación del negocio

La primera decisión importante como emprendedor es saber cuánto dinero se va a necesitar para iniciar la actividad.

Calcular cuál será el presupuesto inicial y los gastos añadidos. Hay que tener en cuenta que se necesitará contar con una cantidad de dinero de margen.

Una vez calculada la cantidad final, llega el momento de gestionar la financiación. Son muchas y variadas las formas de financiación existentes. Desde pedir un préstamo bancario, recurrir al crowdfunding o gestionar ahorros propios. La autofinanciación es una opción que da más libertad. En todo caso, es recomendable manejar el presupuesto con inteligencia y tener en cuenta los márgenes.

Si se opta por la financiación externa, hay que calcular los intereses y las cuotas para su devolución. Es posible que esta vía prive al emprendedor del control parcial de su proyecto.

Otra manera de obtener recursos es la financiación colectiva a través de un crowdfunding. En este caso es necesario planificar la campaña de captación y el retorno de los inversores.

Las decisiones importantes de los emprendedores serán la calve para el buen funcionamiento del negocio.

Escoger los compañeros de trabajo

Una vez resuelto el sistema financiero del proyecto, llega otro momento crucial. Una decisión estratégica de los emprendedores es escoger cómo será su entorno de trabajo. Es decir, teniendo en cuenta la actividad profesional, es posible que se necesite de ayuda externa para poder realizar las tareas.

Si el proyecto requiere de un equipo de trabajo, habrá que poner en marcha un proceso de recruitment. Escoger las personas adecuadas puede ser vital para que el negocio tenga éxito. Es imprescindible identificar qué habilidades y competencias deben tener los trabajadores, y poner todos los medios para encontrarlos.

Si no es necesario crear un equipo de trabajo, únicamente habrá que crear una lista de proveedores para colaboraciones puntuales.

Encontrar a las personas adecuadas también implica una serie de decisiones complicadas. Y si llega el momento de despedir a alguien, es mejor estar preparado.

Con estos tres pasos superados se puede empezar a gestionar los primeros meses de actividad profesional. Un periodo en el que se verá el funcionamiento real del negocio.

Durante este tiempo, la idea irá madurando y se consolidará, hasta que llega el momento de hacer frente a nuevas decisiones importantes para los emprendedores.

El momento del crecimiento empresarial

Una vez consolidado el negocio, llega el momento de crecer. La opción de expandir la actividad con franquicias puede ser atractiva pero también supone una situación complicada de gestionar.

Antes de trabajar en un posible crecimiento empresarial, es recomendable meditarlo bien y consultarlo con expertos o gestores de confianza. Exponer los planes de futuro a los profesionales de la gestión aporta amplitud de miras y una mayor información para tomar decisiones que tendrán repercusiones importantes.

Una vez tomada la decisión, lo más conveniente es apostar por una expansión progresiva, tratando de encontrar un equilibrio.

La gestión de una empresa sigue un ciclo de vida muy parecido al de la vida humana: nace, crece, madura y llega el momento del traspase. Gestionar todas estas fases con visión empresarial es necesario para alcanzar el éxito.

Dar paso a los nuevos talentos y a las nuevas generaciones

Seguramente esta es de las últimas decisiones importantes para los emprendedores. Todo empieza y acaba, y los negocios también. Llegará el momento en que por cuestiones de edad o por la presión social, el negocio deberá traspasarse.

Determinar cuál es el momento adecuado para dar el paso será la última decisión como emprendedor. En este caso, como emprendedor consolidado.

Esta decisión no será fácil, obliga a una reflexión en profundidad para elegir la opción que dé más confianza.

El mundo del emprendedor está lleno de decisiones importantes que tomar. Sea cual sea el camino elegido, los negocios siempre se mueven en un entorno VUCA (volátil, impredecible, complejo y ambiguo). Por eso es importante no arrepentirse nunca de las decisiones tomadas, disfrutar de los momentos de éxito y aprender de los fracasos.

Existen otros muchos escenarios en los que los procesos de toma de decisiones revelarán toda su importancia, tanto táctica como estrategia. Desde GSG ayudamos a los emprendedores en todos los momentos de su evolución, desde el desarrollo del proyecto, el inicio de la actividad, la consolidación y el crecimiento.

Nuestros centros de negocios en Madrid ofrecen servicio de consultoría y asesoramiento. Tenemos experiencia en superar todas las adversidades que se pueden presentar. También podemos ayudarte a expandir tu negocio y hacerlo más profesional. Consulta sin compromiso todo lo que podemos hacer por ti.

Artículos Relacionados

¿Por qué necesitas una oficina premium para que tu negocio despegue de verdad?

Hay dos formas de tener una oficina: una, que dispongas de un mero espacio físico para hacer tu...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Qué es una oficina virtual y por qué te interesa tener una

En 1978, la empresa australiana Servcorp se dio cuenta de una cosa: los precios de los equipos...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

¿Qué es y cómo funciona la pluriactividad en autónomos?

La pluriactividad en autónomos es una situación cada vez más repetida en el sector laboral. En GSG Business HUB te explicamos en qué consiste.

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Únete a la discusión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

This web site uses cookies in order to en This website uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the mentioned cookies and the acceptance of our cookies policy

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Ayuda por WhatsApp