handshake 2009195 640

El arte de la Diplomacia Corporativa

diplomacia corporativa

diplomacia corporativa

Sin duda alguna, la globalización nos ha llevado a la supresión de las fronteras, permitiéndonos encontrar un mismo producto en cualquier parte del mundo; sin embargo, la contraparte, es que necesariamente las empresas deben trazar una estrategia para diferenciarse, especialmente si el mercado en el que operan está saturado. Por su parte la responsabilidad social de una empresa cada día cobra más importancia dentro de la misma; ya que éstas se han convertido en ciudadanos del mundo, requiriendo un posicionamiento global que pueda, no sólo ejecutarse a nivel local, sino en cualquier parte. Y es en este punto en el que, La Diplomacia Corporativa, tiene el deber de construir el perfil público de una empresa basándose en hechos y en realidades; lidiando a diario con las incongruencias entre la imagen pública y la identidad interna.

Pero, ¿En qué consiste la Diplomacia Corporativa?, ésta no es otra cosa que el desarrollo instrumental de la estrategia de influencia de la empresa. Una Diplomacia Corporativa bien gestionada puede dar un mejor acceso a nuevos mercados, generar relaciones más fluidas con la Administración Pública, nos ayuda captar, mantener y retener capital humano, clientes y empleados; pero sobre todo la Diplomacia Corporativa nos ayuda a anticiparnos a los movimientos de la competencia, ya que tendríamos un mejor conocimiento de lo que los grupos de interés buscan o prefieren, permitiéndonos tener ventajas comerciales sobre nuestros competidores.

En todo caso, es importante tomar en cuenta que los beneficios y el impacto de las estrategias que trazamos sobre la influencia y la gestión diplomática de nuestra empresa no se obtienen en el corto plazo; al contrario, pudiera producirnos un falso efecto positivo, pero que en regla general, no puede considerarse una ganancia en nuestra reputación, sino una ilusión de visibilidad de nuestra marca. Las relaciones que se construyen con grupos de interés empresarial están basadas en la confianza, la cercanía y la honestidad; y estos tres aspectos, sin duda alguna, se obtienen a largo plazo.



Dejar un comentario