Evento

El sector de los eventos: un motivo de orgullo

Pocos son los rankings que España lidera. Sin embargo, en el mundo de los eventos podemos ponernos los galones y levantar la cabeza bien alto: según los datos estadísticos manejados por la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA, con sus siglas en inglés), nuestro suelo patrio viene ocupando desde hace años un estupendo tercer puesto en la lista, por debajo de Estados Unidos y Alemania, y por encima de Reino Unido y Francia.

Al menos, España ocupaba este puesto en 2011, ya que la última estadística ofrecida por la ICCA fue publicada en 2012 con datos del año anterior. Sin embargo, los datos manejados por esta institución se han caracterizado por mantenerse estables en el nivel internacional a lo largo del tiempo. De hecho, esto nos da una idea de la fortaleza del sector de los eventos, que se ha mantenido incólume a pesar de la crisis internacional. En el año 2004, cuando todavía no se vislumbraban signos de crisis (al menos no para el público general), los puestos del ranking seguían siendo liderados por Estados Unidos, Alemania y España.

Los datos estadísticos por ciudades, en muchos casos, dan un vuelco a la clasificación por países. Sin ir más lejos, Viena es la ciudad que más congresos y convenciones internacionales acoge, seguida de París, cuando ni Austria ni Francia están entre los tres campeones del ranking. En cambio, España sigue manteniendo una posición de liderazgo también a este nivel, con Barcelona en el tercer puesto, por encima de Berlín, y Madrid en quinto puesto, por encima del mismo Londres.

Los datos aquí recogidos se mueven siempre a nivel de eventos internacionales, lo que no significa que se puedan transponer a todo el universos de eventos sociales y de empresa, pero son significativos de la importancia que tiene este sector en el mercado español. Dentro del turismo, cuya importancia en la balanza comercial española todo el mundo conoce, el ocio y las vacaciones, según el Informe FRONTUR ofrecido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ocupaban el primer puesto en 2012, representando un 85,7% de todo el sector. Esto no sorprende a nadie (ya se sabe: sol, paella, playa…). Pero el sector del trabajo, negocios, ferias y congresos obtenía el segundo lugar como atractivo para el turismo internacional hacia España.

La calidad de nuestros eventos debe seguir siendo uno de los rasgos que nos caracterice, si deseamos que este sector siga estando en locomotora de nuestra economía.



Dejar un comentario