feria

Eventos & Comunicación: últimas tendencias

Eventos y Comunicación: últimas tendencias

El concepto de organizador de eventos está cambiando radicalmente, como casi todos los sectores económicos, bajo el empuje de las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento (TIC). Si anteriormente la presencia de las TIC se consideraba casi un lujo de las convenciones más destacadas, a fin de hacer las delicias del público asistente, a día de hoy, en cambio, los más modernos hardware y las últimas novedades en aplicaciones y otros tipos de software, no sólo están presentes en casi todo tipo de eventos, sociales o empresariales, sino que incluso están comenzando a configurar la propia fisonomía de las reuniones sociales.

 

Para el organizador de eventos y celebraciones, las nuevas TIC ya no constituyen una opción, sino una parte consustancial a su misma actividad. Y es que la influencia de las nuevas TIC no se ha quedado en la membrana exterior, sino que han penetrado hasta el núcleo del concepto de evento social, su columna vertebral, es decir: la participación –del público-. El concepto del espacio, la disposición de los elementos, las posibilidades de difusión de un evento, la configuración de los contenidos que se van a mostrar… Todo está en un proceso de transformación vertiginoso, al que ningún organizador de eventos puede ignorar.

 

Straming Event: ¿Por qué limitar el público de tu evento si puedes llegar a cualquier parte del mundo con sólo una cámara y un ordenador? Esta es la premisa del streaming event, una moda que ha colonizado Youtube con una muy buena acogida.

 

Social Media Straming: a rebufo del straming event se ha desarrollado una tendencia comunicativa altamente eficaz: la emisión en directo de un equipo de social media para la retransmisión de eventos, ferias, etc a través, especialmente, de twitter.

 

Apps Asistentes: se trata, sencillamente, de desarrollar una aplicación de interfaz sencilla pero atractiva en que sirva al usuario de guía interactiva de la feria. Es verdad que no se trata de una acción promocional estrictamente, si bien es cierto que aporta una imagen impoluta y una experiencia inigualable.



Dejar un comentario