gamification

Gamification o el salto del compromiso a la motivación

Más del 70% de las 2.000 empresas de la lista Forbes Global encuestadas en 2013 dijeron que planeaban utilizar la gamificación en el marketing y la retención de los clientes. Tanto es así que el propio ejército de Estados Unidos ha creado una “experiencia virtual” para reclutar ​​en los centros comerciales y los eventos públicos.

De una manera más técnica, este término término («gamification», en inglés) se refiere al uso de mecánicas de juego en el ámbito de los negocios con el objetivo de potenciar la motivación, el esfuerzo o la fidelizacióncreando experiencias que involucren a las personas.

La empresa, los recursos humanos, el marketing, la educación o la salud son sectores muy diversos que, sin embargo, han apostado por incluir este tipo de técnicas. De hecho, España es líder en gamificación junto a Estados Unidos, siendo pioneros en la aplicación de este tipo de técnicas en el ámbito empresarial y también somos el país con más proyectos de gamificación per cápita del mundo.

Tanto para clientes como para empleados, la introducción de juegos e iniciativas divertidas para atraerlos y motivarlos será una tendencia creciente a partir del presente 2016. Los teléfonos inteligentes ayudan a que esta tendencia prolifere a través de juegos y aplicaciones creadas especialmente para determinadas campañas. La gamificación será una tendencia imperante en las campañas de marketing del año que entra.

Es tentador creer que la gamificación funciona, dada la enorme y persistente popularidad de los juegos de video y sistemas de juego desde el lanzamiento de Pong, de Atari, en 1972. ¿Quién no es un apasionado de los juegos? Sin embargo, los principales expertos del mundo en gamificación dicen que todo lo que rodea este nuevo campo —incluso su propia definición (algo así como la aplicación de elementos de juego a las situaciones que no tienen que ver con los juegos)— está todavía abierto a discusión. Y lo que tiene éxito en una empresa, no tiene éxito de forma necesaria en otra.



Dejar un comentario