Banca social

¿Qué es la banca social?

La banca social, ejemplo de solvencia para todo el sector

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, alaba este modelo por su «papel relevante en la financiación del tejido productivo», así como por «la generación de empleo

Aunque posee menos tamaño que la banca comercial, el sector cooperativo es un espejo en el que debe mirarse el sector financiero nacional por muchos de los aspectos y características que posee. Así lo afirmó ayer el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la apertura del curso de verano ‘La banca cooperativa, modelo de futuro. Economía productiva versus economía financiera’, organizado por la Universidad de Almería y dirigido por el catedrático de Historia e Instituciones Económicas Andrés Sánchez Picón y el catedrático de Derecho Mercantil Carlos Vargas Vasserot, que se desarrolla desde ayer y hasta este miércoles en el Centro de Cultura de Cajamar en Almería.

«Aunque el peso relativo de la banca cooperativa en España es modesto en comparación con el de los bancos comerciales, el sector cooperativista desempeña un papel relevante en la financiación del tejido productivo en diferentes sectores y, por consiguiente, en la actividad y en la generación de empleo», apuntó.

Linde ofreció las principales cifras que maneja la banca cooperativa, con 131.000 millones de euros de activos totales consolidados, que representan el 3,6% de los activos totales consolidados de las entidades de depósito españolas. En ese sentido, Cajamar supera ligeramente el 30% de los activos del conjunto de las cooperativas», destacó.

Entidades de pequeña dimensión y arraigadas al territorio donde operan, las cooperativas dan empleo a más de 18.000 personas, recordó Linde, repartidas en más de 4.300 oficinas. «Emplean a más del 9% de los trabajadores del sector bancario en España y suponen el 14% de las oficinas que operan en territorio nacional», afirmó.

El gobernador del Banco de España aplaudió la proporción de fondos propios de las cooperativas, con el 7,2% en diciembre de 2015, ligeramente superior a la del sector bancario en su conjunto, al igual que ocurre con la proporción de crédito al sector privado.

La banca social «suministra alrededor del 7% del total del volumen de crédito para financiar a empresas no financieras y a hogares, en especial, en la compra de vivienda. La ratio de morosidad del sector se situaba en el 11,2% en diciembre de 2015, habiéndose reducido casi 1,5 puntos porcentuales en el año 2015», apuntó Linde.

La buena salud del sistema financiero cooperativo se refleja en el dato del cierre del año 2015, con un resultado neto que superó los 450 millones de euros, lo que supone un aumento cercano al 15% respecto a 2014, indicó el máximo responsable del Banco de España. Además, la rentabilidad sobre fondos propios alcanzó el 4,8%, habiéndose incrementado en algo más de medio punto porcentual en 2015.

Fuente: El Almería



Dejar un comentario