Que tu viajes de negocios sean de lo más saludable

Viaje negocios salud
Unplush

Los viajes de negocios son el pan de cada día de muchos empresarios y ejecutivos que han hecho del avión prácticamente su segunda casa. Su negocio depende de ello.

Con tantas idas y venidas seguro que en más de una ocasión te has sentado junto a alguien enfermo o que tose sin parar y entonces te preguntas, ¿qué puedo hacer para evitar caer enfermo? ¿están los aviones preparados de alguna forma que ayude a la no propagación de enfermedades a lo largo y ancho del mundo? ¿debería usar mascarilla?… Está claro que con el tipo de vida ajetreada que llevas no puedes permitirte caer enfermo; entonces, ¿qué es lo que debes hacer en estos casos?

Un estudio publicado en el Journal of Environmental Health Research demostró que los resfriados pueden ser 113 veces más propensos a transmitirse en un avión que en la vida cotidiana de una oficina, y otro estudio de la Universidad de Auburn en Alabama reveló que las bacterias que causan enfermedades pueden sobrevivir hasta una semana dentro de las cabinas de avión, o que las bandejas de los respaldos son 8 veces más sucias que los baños de avión. Hay que ser muy precavido.

Peculiaridades de un avión

contagio virus avion
PNAS

En 2018, investigadores de la Universidad de Emory de Estados Unidos analizaron las probabilidades de que un pasajero contraiga una infección respiratoria durante un vuelo. El estudio demostró que una rejilla de aire infectada supone un mayor riesgo para aquellos pasajeros que se sientan en el pasillo o en los asientos del medio. Las probabilidades de contagio se reducen a mínimos para los pasajeros junto a la ventanilla. 

Lo más desconcertante es que si estás sentado en una fila o dos asientos de un pasajero enfermo, tienes un 80 por ciento de posibilidades de contagiarte, sin importar el tipo de asiento en el que te encuentres.

¿Las buenas noticias? Una vez que estas fuera de la zona de peligro de dos asientos las probabilidades de que enfermes se reducen a sólo el 3 por ciento.

Lavarse las manos o el aire seco

Mantenerse saludable en el avion
Unplush

El Dr. Richard Dawood, experto en salud en viajes de Telegraph Travel, sugiere que es más que probable que entres en contacto con gérmenes de camino al aeropuerto: el taxi, el metro, el tren, las salas de espera del aeropuerto atestadas de gente… aunque estas superficies cubiertas de gérmenes son fáciles de evitar gracias a los geles o toallitas desinfectantes.

Otra cosa muy diferente son las enfermedades transmitidas por el aire. Según el Dr. Dawood, las condiciones dentro de una cabina de un avión nos vuelve más vulnerables a este tipo de infecciones, ya que los virus prosperan en condiciones de baja humedad.

“Un pasajero enfermo que tose puede transmitir su infección a los que están a su alrededor, y en un pequeño número de casos, se sabe que enfermedades graves, como la tuberculosis, se han propagado de esta manera”, dice el Dr. Dawood.

Quizás el mayor riesgo para la salud en un avión es cuando un vuelo se retrasa y los sistemas de ventilación están apagados.

“Algunos de los casos más conocidos de propagación de una infección, como la gripe, han tenido lugar después de un retraso prolongado con los sistemas de ventilación apagados”, dice el Dr. Dawood.

En 1979 se realizó un estudio en un avión con el motor y los sistemas de ventilación apagados durante tres horas; y en sólo 72 horas, el 72 por ciento de los 54 pasajeros a bordo mostraron síntomas de resfriado y gripe, como tos, fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza.

¿Cómo mantenerse saludable en el vuelo?

Según el Dr. Dawood los siguientes consejos te ayudarán a mantenerte saludable en todo momento:

  • Viaja con gel desinfectante de manos o toallitas antibacterianas y úsalos antes de comer o manipular alimentos, y después de ir al baño (tras lavarse las manos).
  • Es conveniente usar un aerosol nasal de solución salina para mantener húmedos los conductos nasales durante un vuelo largo, lo que reduce notablemente el riesgo de transmisión de enfermedades por el aire.
  • Mantente hidratado. La inmovilidad, especialmente en vuelos largos, provoca que nuestros líquidos vayan hacia los tejidos (por ejemplo, hinchazón de los tobillos durante un vuelo largo). Deberías beber el equivalente a un litro de agua durante un vuelo de seis a ocho horas para mantenerte bien hidratado, de lo contrario, podrás tener episodios de fatiga, dolor de cabeza estreñimiento y, en el caso de las mujeres, un mayor riesgo de cistitis.

Recuerda que viajar en avión sigue siendo algo muy seguro y que los gérmenes siempre han estado ahí. No obstante, tomando pequeñas precauciones evitarás recaídas innecesarias.

Artículos Relacionados

¿Por qué necesitas una oficina premium para que tu negocio despegue de verdad?

Hay dos formas de tener una oficina: una, que dispongas de un mero espacio físico para hacer tu...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Qué es una oficina virtual y por qué te interesa tener una

En 1978, la empresa australiana Servcorp se dio cuenta de una cosa: los precios de los equipos...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Venezuela en perspectiva – con Karina Sainz Borgo

El embajador venezolano Antonio Ecarri ha inaugurado en Madrid los espacios culturales de la...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Únete a la discusión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

This web site uses cookies in order to en This website uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the mentioned cookies and the acceptance of our cookies policy

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Ayuda por WhatsApp
Powered by