La ergonomía en la oficina y su importancia

La ergonomía en la oficina y su importancia

La ergonomía en la oficina y su importancia

La ergonomía en la oficina busca encontrar un ambiente cómodo para poder desarrollar con total normalidad, y sin ningún riesgo, nuestras tareas diarias.

El ser humano está diseñado para estar en movimiento. Los trabajos actuales han ido modificando nuestra misión principal hasta convertirla en un ejercicio sedentario frente a máquinas.

Las oficinas se han transformado en nuestra segunda casa. Por tanto, debemos adecuarlas para evitar riesgos laborales producidos por posturas inadecuadas, movilidad restringida o una iluminación incorrecta. Todas estas dolencias nos pueden acabar produciendo severos problemas de salud.

La ergonomía en la oficina pretende crear un ambiente laboral óptimo para desarrollar cualquier tipo de profesión

Hoy en día, existen expertos que aseguran que las empresas de mobiliario y los centros de negocio certificados ya están diseñando espacios adecuados con aplicaciones ergonómicas de vanguardia. Además, poco a poco, nuestra sociedad ha querido mejorar su estilo de vida y vincular todo aquello que sea saludable a su vida cotidiana. La ergonomía laboral también es uno de estos aspectos.

Algunas dolencias más comunes

Si no tenemos nuestro espacio de trabajo adaptado a la ergonomía reglamentaria podemos padecer una serie de patologías asociadas a las malas posturas. Estas son las más comunes:

  • Mala circulación sanguínea, sobre todo en las piernas.
  • Dolores de espalda y cervicales. La espalda debe estar erguida. Debemos evitar la curvatura hacia el escritorio.
  • Dolores musculares. Las malas posiciones pueden provocar contracturas y acentuarlas si vivimos estados de estrés.
  • Dolores de cabeza y jaquecas.
  • Pérdida de visión y dolencias de vista cansada. Debemos disponer de un espacio con buena iluminación natural y con un buen refuerzo de luz artificial.

Estar en conocimiento de estos errores nos ayudará a prevenir dolencias y males asociados a una mala aplicación de la ergonomía en la oficina. Y como ya hemos anunciado al principio de este artículo, su prevención es muy sencilla: basta con aplicar los consejos que te contamos a continuación.

La ergonomía en la oficina sirve para optimizar la relación entre los objetos de trabajo, nuestro cuerpo y las posturas que adaptamos

Si estamos dispuestos a adaptar nuestro espacio de trabajo a una buena organización deberemos seguir estos pasos. De lo contrario, también existen centros de negocio certificados que nos podrán servir de oficina con total profesionalidad.

Para un correcto diseño de los lugares de trabajo hay que seguir la antropometría. Este elemento se encarga de estudiar las medidas de cada persona y adaptar los muebles y los objetos al gusto y necesidad de ésta.

Siempre que se pueda, se aconseja hacer este estudio para adaptar el diseño y el material de oficina al individuo para evitar riesgos laborales.

El diseño ergonómico de la oficina tiene que cumplir los objetivos empresariales de eficiencia y rentabilidad

Los elementos y objetos más relevantes son los más comunes: el ordenador, la mesa, la silla o, incluso, el sistema de organización son puntos clave para tener una buena ergonomía en la oficina.

La adaptación del ordenador

Es el objeto de trabajo más común y el que nos puede lesionar con más facilidad. Para tener una buena posición de la pantalla debemos asegurarnos que el borde superior de la pantalla estará por encima del nivel de los ojos. Además, la colocaremos a una distancia superior a 40 centímetros.

La situación de los elementos también es muy importante. La pantalla y el teclado tienen que estar frente al usuario.

Otro elemento muy importante es el ratón. Este aparato deba ser adaptado para diestros o zurdos. Y su posición debe permitir que el antebrazo esté apoyado en la mesa.

La silla, tan importante como un trono

Aunque no lo parezca, la silla es el elemento más importante de toda la oficina. La silla es el elemento clave para prevenir malas posturas y contracturas. Tiene que ser estable, con un respaldo ajustado a tu espalda y que te permita tocar de pies en el suelo.

El material tiene que ser transpirable y que prevenga la acumulación de humedad. La altura y la inclinación del asiento deben ser regulables. Y tiene que tener reposabrazos ajustables para que no tropiecen con los bordes de la mesa.

La mesa de trabajo

Como ya hemos visto, la mesa debe de ser adaptable a la silla. Te aconsejamos que la mesa de tu oficina tenga las esquinas redondeadas, así evitarás golpearte con ella.

Además, la altura de la mesa debe estar alineada con la altura de los codos del usuario cuando este esté sentado.

El entorno y su disposición

El entorno de trabajo es tan importante como cualquier otro elemento si hablamos de ergonomía en la oficina. Disponer de una iluminación correcta ha de ser suficiente para realizar cómodamente nuestro trabajo sin tener que padecer problemas de visión.

Si utilizamos luz natural, que es el mejor tipo de iluminación existente, debemos evitar que se produzcan destellos directos. Si este es tu caso, te recomendamos que coloques unas cortinas o unas persianas para evitar la luz directa.

El nivel de ruido en la oficina también es muy importante. En un lugar de trabajo no es aconsejable que haya ningún sonido que altere la capacidad de concentración. Ni alto, ni bajo. Algunos expertos aseguran que disponer de un hilo musical con la emisión de música tranquila ayuda a la productividad de los trabajadores.

La temperatura de nuestro despacho también puede afectar a nuestro ritmo de trabajo. Y, por último, también es recomendado tener una buena organización. Disponer de todos los elementos en  un lugar adecuado puede favorecer a la buena postura del trabajador.

Como ya hemos visto, la ergonomía en la oficina es un factor muy importante y que muchas empresas aún tienen pendiente. La buena disposición de los elementos y una correcta formación sobre riesgos laborales prevendrá a la empresa y al trabajador de algunos problemas de salud.

Consulta cómo tu negocio se puede adaptar a todas estas reglas o, de lo contrario, contrata espacios de trabajo homologados en centros de negocios certificados como GSG Business Hub, donde nos aseguramos de que todos los espacios estén adaptados adecuadamente.

Artículos Relacionados

El futuro del trabajo: 6 tendencias que nos ha traído el covid y se quedarán para siempre

El futuro del trabajo: 6 tendencias que nos ha traído el covid y se quedarán para...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

¿Por qué necesitas una oficina premium para que tu negocio despegue de verdad?

Hay dos formas de tener una oficina: una, que dispongas de un mero espacio físico para hacer tu...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Tradición, patrimonio histórico e identidad

La Plaza Neptuno, Alcalá o la calle Serrano son enclaves clásicos y claramente reconocidos para...

sigue leyendo
por GSG Business Hub

Únete a la discusión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

This web site uses cookies in order to en This website uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the mentioned cookies and the acceptance of our cookies policy

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Ayuda por WhatsApp